Suelo radiante

La calefacción invisible.

La calefacción por suelo radiante consiste básicamente en la emisión de calor por parte del agua que circula por tubos embutidos en la placa de hormigón que conforma el suelo, con lo que conseguimos una superficie realmente amplia como elemento emisor de calor.

En invierno el agua recorre la tubería integrada en el suelo a una temperatura en torno a los 35-40 º C y aporta el calor necesario para conseguir una temperatura de confort en la vivienda. Es el mejor sistema de calefacción para aprovechar al máximo los sistemas de energía solar, de geotermia, las calderas de condensación y los sistemas de Aerotermia.

 

Aplicaciones

  • Calefacción.
  • Se puede utilizar como sistema de refrescamiento pero siempre necesitaremos de sistemas de deshumidificación o fan coil de apoyo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies